Uruguay, Punto de Partida

Llegaron las vacaciones, febrero del ’18. Uruguay una vez más el destino; y es la cuarta vez que visito este hermoso país, con sus playas y personas.Foto de Javier Di Cosmo y Santiago Astigueta

Hace ya varios años, un trabajo del que no esperaba mucho me dio un gran amigo, el tipo viene en envase chico y se hace el duro pero es una gran persona. Ese tipo, se fue a vivir a Uruguay hace 3 años. Gran escusa para visitar por tercera vez consecutiva este hermoso país; y poder bajar 10mil cambios caminando por sus calles, viendo la otra cara de nuestro Rio de La Plata. Este verano me tuvo ahí de nuevo. Buquebus de por medio, otra vez en Montevideo, otra vez en Isla de Flores y otra vez con este genio que dejo todo y se fue en busca de algo distinto.

Estoy seguro que fui a Uruguay a tomar una decisión importante, hoy soy mas consciente de esto. Seguir con un estilo de vida o seguir ese sueño de viajar que siempre tuve.

El viaje me sorprendió y me encontró con otras personas que me ayudaron a ver esas respuestas que estaba buscando.  La Paloma y La Balconada Hostel, fueron otra vez el lugar, a toda persona que me pregunta por un lugar, no me voy a cansar de recomendarlo. Hostel muy cómodo, con excelente ubicación frente al mar, donde podes realizar fogones en los que cocinar, sillones, amplio deck, una cocina enorme y por sobre todo buena gente que viene y va.

Me aloje dos veranos distintos en este lugar; el primero gracias a Lucas y Maru a quienes fui a ver; asado a la uruguaya, corvina negra a la parrilla y un risotto de hongos fue el menú de esos 3 días increíbles en la Paloma. La segunda, fue por esa primera vez.

Volviendo a este verano, Uruguay ’18.
Me gusta viajar solo, esta no es la primera vez que lo hago, me gusta estar mas receptivo a lo que sucede alrededor y a veces en grupo eso no es tan fácil. Cuando eso pasa, conoces personas, hablas, charlas, reís, compartís con alguien que hacia algunos días no sabias que existía; es eso lo que me gusta de viajar, conocer a otros y conocerme más a mi.  Esas respuestas que buscaba, aparecieron en varias charlas, y en particular con una persona, Pamela Paloma, como quedo bautizada en mi agenda. WhatsApp Image 2018-08-17 at 06.08.00
Ella estaba con su hermana y una amiga. Era el momento para que nos encontremos, fue simple y sincera cada una de las charlas que tuvimos; de a poco algunas ideas se fueron armando y un día ya solo frente al mar tomando un mate, tome la decisión de arrancar este viaje.

Este viaje que arranco en febrero de este año, que empezó a tener forma en el correr de los días, semanas, con muchos miedos y muchas dudas. Con gente que siempre estuvo sosteniéndome y preguntando como iba todo, con mas dudas y mas miedos cuando la fecha se iba a acercando. Pero con una convicción muy fuerte de cumplir ese deseo que tuve siempre de conocer el mundo, culturas, idiomas y personas. Un viaje que no tiene un lugar especifico y no tiene una meta a la cual llegar.

Un viaje, mi vida.